Blogia
myjgalindo

Papadopoulos hace las maletas

Por fin se va del Madrid. Y digo esto no porque desease o no su marcha, sino porque la situación era tan insostenible para todos que el daño menor que ha podido recibir el conjunto blanco es desprenderse de él, al menos hasta final de temporada. Su cesión a la Fortitudo implica que ha de regresar a la capital el verano que viene. Quizá entonces no esté Plaza y pueda existir un entrenador que encuentre sintonía con el griego. Quizá el Madrid no lo quiere más y lo ha cedido como una huída hacia delante, como si no soportasen sus dirigentes, no me extraña, verlo en el banquillo mientras las cuentas del Madrid quedaban golpeadas por un fichaje que apenas ha aportado al cuadro blanco. Ahora toca gastar el dinero que deja en caja el griego en un pívot de garantías, de calidad y contrastado. Nada de medianías.

Hablando de hombres altos, ya le mencionamos aquí hace unos cuantos días y ahora que ha fichado por Unicaja, volvemos a hacerlo. Paul Shirley se ha adaptado a la dinámica de grupo como si llevase meses en Málaga. En menos de una semana ha disputado bastantes minutos en los dos encuentros de su equipo, con una notable e intensa aportación. Parece ser que venía en forma. Útil fichaje al que Aíto está sabiendo sacar provecho. Igual ocurre, aunque en menor medida, con Cortaberría. Ambas incorporaciones, la de este último más temprana, son temporales y finalizan en este mes de diciembre. Una muestra más de lo que pueden aportar los temporeros,  si bien es cierto que Cortaberría procede del vinculado, especie curiosa y atractiva en el mundo del basket.

 

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres