Blogia
myjgalindo

Lujos

No es un jugador que me guste y no lo voy a ocultar. Resulta que Oriol Junyent, fichado a última hora al final de la agónica temporada pasada por el Estudiantes y que, curiosamente, sigue en el equipo, se permite algunos lujos. Como abroncar a su compañero Javier Beirán porque decidió no tirar en una jugada contra el Unicaja. Venga, Oriol, que igual no eres el más indicado para esos lujos, ni por calidad, ni por implicación con el equipo. Pero bueno, hablando de lujos, otros dos.

Pancho Jasen es de lo mejor que le ha pasado al Estudiantes en toda su historia, un ejemplo en todo. No sabemos cuánto nos durarán, pero los del Estu le debemos mucho. 

Y por último, el Barça se permite demasiadas alegrías. O mejor sería decir penas. El Granada se permite el lujo de dominar en el Palau y sólo Grimau, sí, Grimau, es capaz de mantener en el partido a un equipo en el que juegan Navarro, Andersen (qué ha sido de mi pivot preferido), Lackovic (parte del problema del equipo), Ilyasova y más. Una pena, un desperdicio, un lujo.

Juan Carlos Galindo

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres